PUBLICADOS DOS NUEVOS ARTICULOS DE TRAMAS

En las últimas semanas se han publicado dos artículos firmados por investigadores del Grupo TRAMAS – Territorio, Ruralidad, Agricultura, Medio Ambiente y Sostenibilidad, del Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CSIC).

El primero de ellos es un texto divulgativo en el número la Revista Trofeo Caza firmado por varios autores (entre ellos los investigadores del IESA Francisca Castro y Rafael Villafuerte) que lleva por título No todos los conejos de campo son iguales. El segundo, publicado en la Revista Ambienta, aborda las Bases sociales y políticas del bienestar animal en la UE, y lo firman Eduardo Moyano, Francisca Castro (ambos del IESA) y Juan Prieto Gómez (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente).

A continuación pueden encontrarse los resúmenes de ambos artículos así como el enlace a los documentos completos.

No todos los conejos de monte son iguales (Ferreira, C.; Castro, F.; Piorno, V.; Barrio, I. C.; Delibes-Mateos, M.; Rouco, C.; Mínguez, L. M.; Aparicio, F.; Blanco-Aguiar, J.; Ramírez, E.; Iriarte, C.; Ríos-Saldaña, C.; Cañadilla, J.; Arias de Reyna, L.; Ferreras, P.; Alvez, P. C.; y Villafuerte, R.). Este trabajo, fruto de la colaboración entre diversas instituciones, como la Universidad de Trent (Canadá), el IREC (Ciudad Real), el CIBIO (Portugal) y el IESA (Córdoba) ha comprobado que las dos subespecies de este lagomorfo son diferentes morfológicamente: la algirus, típica de la mitad suroeste de la Península Ibérica, es más pequeña, con orejas y patas más cortas, y tiene un menor peso corporal. Las poblaciones de conejo de monte han sufrido fuertes declives en los últimos años, especialmente como consecuencia de dos enfermedades víricas. La baja densidad de muchas poblaciones hace que sean más vulnerables a factores estocásticos, como el cambio climático y/o la aparición de nuevas enfermedades o variantes de las ya conocidas.

- Bases sociales y políticas del bienestar animal en la UE (Moyano, E.; Castro, F.; y Prieto, J.). El interés y la preocupación por el bienestar animal son sentimientos tan antiguos como la propia historia de la humanidad, sin que ello haya sido incompatible con el hecho de existir en múltiples culturas diversos ritos en los que el sacrificio de los animales constituye un eje central. No obstante, el modo y la intensidad de expresar tales sentimientos han variado en las distintas civilizaciones en función de cómo haya sido percibida la relación de los seres humanos con los demás seres vivos. Parece que es en la cultura del valle del Indo donde pueden encontrarse las primeras bases de esa preocupación, vinculada al tema religioso de la reencarnación en los animales. En Occidente, la relación con los animales ha sido diferente, más instrumental y utilitarista que en esas otras civilizaciones orientales, lo que explica que el tema del trato de los animales se incorporase bastante más tarde en la cultura occidental. Este artículo aborda cuestiones diversas de la consideración del bienestar animal: desde las formas de relación animal-humano, el interés pública acerca del mismo hasta su inclusión en la agenda europea.

Esta entrada fue publicada en Bienestar animal, Medio Ambiente, Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.